Con profundos llantos velan y sepultan a la joven hallada muerta en Higuey

Con cánticos religiosos, indignación, pesar y aclamando justicia, fueron sepultados los restos de la estudiante Esmeralda Richiez, de 16 años, quien fue hallada muerta en el baño de su casa y del que se acusa de homicidio por inducción de aborto al profesor John Kelly Martínez.

El entierro de la hoy occisa se efectuó luego de su velatorio en La Otra Banda, donde familiares, compañeros de estudios y autoridades manifestaron su consternación por el suceso y aclamaron justicia para Richiez. 

Su cuerpo fue sepultado en el cementerio de Cruz Isleño, a poca distancia de la residencia donde ocurrió el deceso de la menor, el pasado lunes, y a seis kilómetros del Politécnico Agrícola donde cursaba el tercero de bachillerato.

Al profesor se le acusa de proporcionarle cinco pastillas abortivas e introducirle otras en vagina, lo que posteriormente le provocó la hemorragia y luego la muerte

La señora Mela Richiez, tía de la joven, reveló que la familia se querelló en contra del profesor del Politécnico Agrícola de Cruz Isleño, quien desde hace tiempo mostraba una conducta inusual, según el testimonio de sus compañeras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X